Hoy me di cuenta de que había muerto una palabra

Hoy me di cuenta que había muerto una palabra. Lo hizo sin despedirse. Una última vez a la carrera. Una fuga kamikaze. Aquel gesto inconsciente, aprendido durante interminables sesiones en el logopeda, desapareció para siempre. Ya nadie volvería a curvar los labios así, en esa mueca artificial que convierte las U en I y las I […]