Desde la línea Maginot no se ve el sol

No queda nadie ya. Todos se han marchado. Sólo el joven soldado con una docena de crisantemos rojos espera junto a la tumba del General. Como cada año, el soldado empieza a bailar justo a las 7 en punto. Un baile sincopado. El vals de los ahorcados. Nos cogieron a traición, mi general. Por la […]