Refugiados afganos, atrapados en el laberinto de la ONU

Mohamad Javid quiere estudiar literatura y encontrar un trabajo digno con el que poder vivir junto a su familia. «Es suficiente para mí». Sus sueños, como los de más de 20.000 refugiados afganos que residen actualmente en Turquía, llevan más de dos años enmarañados en un laberinto burocrático que los ha convertido en parias: sin tierra a la que volver y sin posibilidad de ser aceptados en ningún otro país.

Puedes leer el reportaje completo en Gara