Una joven yazidí visita el templo de Lalish. Todos los yazidíes deben ir al menos una vez en su vida (Miguel Fernández- Pablo L. Orosa) copia

La doble pena de ser viuda en Irak