Russian Red: “Sigo haciendo música por el placer de hacer música”

Lourdes Hernández podría ser una de esas jóvenes universitarias de clase media con las que te cruzas a diario en el metro o en el autobús. Su rostro aniñado y sus aspavientos constantes disfrazan un talento que ha relucido ya en Nueva York, Chicago, Amsterdam, Shangai, Pekín, Seúl o su Madrid natal. Lourdes Hernández no engaña nadie. Sus canciones son fotografías de un tiempo que han cautivado a un público de iguales que se identifican con sus domingos melancólicos y los soleados despertares primaverales.A sus 26 años Lourdes Hernández ha conocido el éxito por su “I Love Your Glasses”, del que vendió 40.000 ejemplares, y también la amargura de las críticas tras su ruptura con Eureka para enrolarse en Sony. Con la perspectiva que da el tiempo, Lourdes defiende su decisión. Nuevos fans. Algunas decepciones. Su segundo álbum, Fuerteventura, producido, grabado y mezclado por Tony Doogan en Glasgow y tocado por músicos de Belle & Sebastian la ha consagrado en el panorama indie. “Sigo haciendo música por el placer de hacer música”. Lourdes recibe a Achtung!  en su camerino minutos antes de comenzar su concierto del Son Estrella Galicia en A Coruña. Viste un pantalón gris de tela y un jersey salmón de punto. Su pintalabios, al menos, sigue siendo el mismo. Russian Red.

Han pasado cuatro años entre tu primer disco, I Love Your Glasses, y esta gira de Fuerteventura. Qué ha cambiado en todo este tiempo?

No sé. Lo pensaba el otro día. Creo que en el primer disco no sabía lo que era hacer un disco, hacer una gira y de repente me vi envuelta en todo eso. En este segundo disco tenía más control de la situación, estaba más confiada, y a la hora de grabar sabía mejor por dónde quería que sonasen las cosas, cómo yo quería interpretar mis canciones. Sabía en qué consistía todo el proceso, aunque le quité como un poquito de misterio y de magia.

Sonríe. Les ofrece algo de comer de su camerino al entrevistador y al fotógrafo.

Cuando hago música es un momento aislado. La canción viene como de otro lado y simplemente sucede. El proceso de ponerlas en el disco y grabarlas en directo sí que es algo más premeditado. Yo no tengo una banda, así que cuando llevo las canciones a un estudio y hay que hacer una serie de arreglos es un momento nuevo para las canciones, donde crecen. He seguido ese mismo proceso en los dos discos y en el segundo estaba  más confiada. Eso es lo que ha cambiado fundamentalmente. Las melodías, la forma de hacer las canciones, las historias son un poco las mismas. Ha pasado poco tiempo como para que eso cambie.

Duda. Creo que ha cambiado mi acercamiento a mi música. No tanto a la forma de hacer las canciones sino la parte de grabar un disco y “girar” con él.

revista-achtung-entrevista-russianred-4Tras tu debut muchos te señalaron como la nueva estrella del indie español, aunque tras tu fichaje por Sony te retiraron esta etiqueta. 

La etiqueta indie se usa al libre albedrío. Es algo contradictorio cuando la usan conmigo ya que ahora, como estoy en una multinacional, de repente mi música no debe de corresponderse con alguien que está en un sello que comparte espacio con artistas que son realmente comerciales. Sin embargo, para mí estar en una discográfica como ésta sólo me ayuda a llegar más lejos, a viajar a más países y a hacer videoclips más chulos.

Lo de indie corresponde más a un tipo de música que desde un principio no ha seguido los canales tradicionales para llegar a la gente, sino que simplemente ha sido música que se ha hecho por el placer de hacer música.

En tu caso, haces música por el placer de hacer música?

Totalmente.  Si alguien viene y me dice, haces música por el placer de hacer música pero estás en Sony no? Yo me metí en un sello por la curiosidad de ver qué pasa, tampoco hay que cerrarse puertas. A día de hoy no he hecho nada que no haya querido hacer ni me han obligado a hacer nada. Yo decido lo que hago con mi música. Si bien es cierto que durante un año he querido guardar mis canciones y no quería exponerlas en anuncios o en películas como sí había hecho antes, de repente ahora tengo otra relación con las canciones y a lo mejor sí que soy más permisiva en ese sentido.  Hago música por el placer de hacer música pero también soy capaz de verle el lado práctico a la música y no renuncio a determinadas cosas porque al fin y al cabo es lo que ahora mismo me está dando de comer. Mantengo como un equilibrio sano, todo lo sano que puedo, entre aquello que quiero hacer y aquello que me da de comer.

Has vendido 40.000 ejemplares de tu primer álbum. Has tocado en Colombia, Venezuela, Argentina, Estados Unidos, México, Costa Rica, Bélgica y por toda España.  Pesa ya la fama?

Sonríe. Yo no soy famosa. De vez en cuando alguien me reconoce y cuando alguien me para pienso que me va a pedir la hora o me va a preguntar por una calle o que lo conozco de algo. Realmente no voy por la calle pensando “me están reconociendo”. Debe de ser una putada eso. Cuando tienes un grado de fama que la gente te reconoce tiene que ser algo agobiante. No es mi caso, cuando alguien me para, que son muy pocas veces, me hace mucha ilusión.

revista-achtung-entrevista-russianred-1

Lourdes no para de revolverse en la silla. Gesticula una y otra vez para explicar sus respuestas. Su timidez sobre el escenario desaparece en el cara a cara.

Dices que muchas de las canciones de Fuerteventura las compusiste durante la gira de tu anterior trabajo. Qué te atrae más componer o salir al escenario?

Son procesos distintos aunque hay algo de la magia de cantar la canción tanto la primera vez que la compones como cuando lo haces encima de un escenario que lo une. En el escenario cantas sólo una vez esa canción, para esas personas, en ese sitio. El momento en el que la compones también es algo único. Cuando haces la canción estás una semana pensando en la letra o en la melodía estás muy ilusionado, es como un pequeño enamoramiento que tú alimentas y que al principio es un secreto sólo para ti que te llena muy fuerte. Supongo que me quedo con ese momento, aunque el directo es algo de lo que disfruto muchísimo.

Como cuando corean tus canciones

Para mí es muy importante la música que escucho y esa música se convierte en algo muy trascendental en mi vida, así que cuando yo de repente estoy del otro lado y veo que hay gente a la que provoco lo que otros me provocan a mí con su música, es raro. De verdad yo, mi música, mis canciones provocan eso? Es tan fuerte que no acabo de creerlo.

¿Cuándo escucha música Lourdes Hernández?

Todo el rato. En casa cuando me levanto y me pongo a desayunar, por la calle, en la furgoneta viniendo a los conciertos, para viajar. Todo el rato.

¿Qué esta sonado ahora mismo en tu mundo?

El último disco de Laura Gibson. Me parece maravilloso. También estoy escuchando el LP Alex Turner con la película Submarine. He recuperado el disco de St. Vicent que lo estuve escuchando en octubre pasado. Mucha cantante femenina últimamente.

Cuál es tu sueño en la música? Hasta dónde te gustaría llegar?

Yo estoy muy contenta donde estoy ahora. Los sueños que tengo ahora mismo son como mucho más inmediatos y son bastante factibles. Me gustaría hacerme con una gira de varios meses por Norteamérica y Latinoamérica porque asocio mucho el hecho de hacer música con el hecho de viajar, conocer gente y abrir puertas a otros mundos. Todo eso es lo que realmente siempre he tenido en mente desde pequeña. Siempre he querido viajar y conocer el mundo. No había otra cosa que quisiera hacer en la vida en realidad. He tenido la suerte de encontrar las herramientas.

revista-achtung-entrevista-russianred-3

Después de recorrer España y tocar en Europa, América y Asia, has encontrado ya tu sitio en el mundo?

Me gustan muchos lugares pero yo soy de Madrid y llevo viviendo en Madrid toda la vida y me gusta mucho mi ciudad. Aún así me quiero ir a vivir a Los Ángeles cuando acabe este año. Tengo allí unos buenos amigos y creo que es una ciudad en la que pasan muchas cosas interesantes. Siempre he querido vivir fuera y nunca lo he hecho hasta la fecha así que creo que cuando acabe esta gira creo que habrá llegado el momento de irse.

Seguiremos teniendo Russian Red?

Seguiremos, pero creo que voy a vivir fuera una temporada larga.

En Los Ángeles no hay cocido madrileño.

Ya, ya lo sé, pero sé hacerlo. Ríe.

Temes que Russian Red acabe por engullir a Lourdes?

Es que somos la misma cosa.  Dicen que en el escenario soy más tímida pero creo que es una parte de mí que es así. No es que yo sea así todo, aunque ya me voy sintiendo cada vez más cómoda encima del escenario, sí que es verdad que impone. A todo el mundo le imponía salir delante de la gente de clase a exponer el trabajo! Esto es un poco lo mismo, te ves ahí encima del escenario y dices esto es lo que yo sé hacer. El personaje que se creó a mi alrededor de niña dulce, delicada, tímida… evidentemente es una parte de mí que se ve pero no es que yo sea un personaje. Todos nos adaptamos a las circunstancias y somos como podemos ser en cada momento. La verdad es que no me preocupa la imagen que transmito porque sé que no es una imagen negativa. Simplemente es una parte de mí que no puedo controlar.

Te molestan que te tilden de naïf?

No, no. No te molesta eso. Es lo que trasciende. Al final la gente iconiza lo que más llama la atención. Con el primer disco hubo una imagen muy fuerte y con este segundo disco la gente sigue identificando eso pero realmente sí que hay un proceso de evolución mío como mujer en el que yo ya me visto y me expreso de otra manera. Es un proceso natural en el que dejaré de ser naïf para ser otra cosa.

Esta evolución también se nota en el vestuario. Piensas mucho en lo que te vas a poner  antes de salir al escenario?

La verdad es que no mucho. Da el pego bastante todo lo que hago a nivel moda. Estoy muy poco puesta en diseñadores, tendencias y todo eso, simplemente me fijo en las cosas que me gustan e intento llevarlas a mi terreno porque sé que es lo que me queda bien y lo que no. Cuando veo películas o series me inspiro en determinados personajes.

Sus declaraciones en junio de 2011 en la revista Marie Claire en las que se decantaba por las opciones políticas de derechas causaron un importante revuelo mediático. Su rostro se tuerce al ser preguntada por aquello.

Izquierda, derechas, toda aquella polémica está ya olvidada y superada?

Estaría superado si dejaran de preguntarme sobre eso en todas las entrevistas. No hago una sola entrevista en la que no se me pregunte sobre el tema. Supongo que hablar de política en España es un poco controvertido.


revista-achtung-entrevista-russianred-2Entiendo que también lo es hablar sobre la ley Sinde

Esto está totalmente obsoleto. No se aprobó. No estaba claro para nadie qué tipo de legislación era.

Sin embargo el pasado mes de diciembre el nuevo gobierno de Mariano Rajoy decidió aprobar la ley Sinde-Wert contra la piratería en internet. En Estados Unidos también se ha tramitado una ley similar. Es necesaria una regulación para proteger los derechos de los artistas?

Igual que hay una legislación para absolutamente todo. Al final el comportamiento humano requiere una regulación. Esto es una cosa más. Sí que es verdad que tiene que estar bien definido y es muy difícil definir algo como esto. No lo ha conseguido Estados Unidos en un  montón de años, cómo lo iba a conseguir España con una ley de la noche a la mañana. Mientras todo esto sucedía yo pensaba, pobrecita mía -Sinde- no me gustaría estar en su piel.

Lourdes sigue gesticulando tras concluir la entrevista. Ahora le toca a ella preguntar. Quiere saber más cosas de la ciudad y de sus interlocutores. Le gusta conocer. De ahí nace su inspiración.

Fotos David Vaquero

Esta entrevista ha sido publicada en la revista ACHTUNG!